Residue

Solía conocer esta ciudad. A su gente. He pasado toda mi vida fotografiándolos. El gobierno vive diciéndonos que la ciudad es segura. Que no se ha esparcido contaminación fuera de la Zona de Cuarentena. Pero eso no importa. Mucha gente se ha ido. Huyendo de algo que no pueden ver. Quería documentar lo que le está pasando a la gente aquí. Pero desde la explosión, desde la construcción de la Zona de Cuarentena, mis fotografías son distintas. Nosotros somos distintos. ¿Es desesperanza? ¿Confusión? ¿Ira? ¿Miedo? Todo ha cambiado. Tal vez para siempre.


— Te conozco desde que eras un niño, Dickie. Te gustan los reflectores. Te gusta la atención. Quieres ser el gran pez que se come a los pequeños, ¿no?

— Seguro, Señor B. ¿Quién no quiere eso?

— Pero, verás, Dickie, eres un hombre pequeño. Un hombre sin la sabiduría apropiada para ascender. Puedes ser útil. Has sido útil. El poder real, Dickie, el poder real, se camufla. Es anónimo.

— Señor B, por favor.

— Uno debe saber cuál es su lugar en el firmamento, Dickie. Es la ballena que lanza chorros la que es arponeada. No te lo diré otra vez.

Fotografía: Felix Wiedemann
Fuente de fotografías: http://somethingishappeningtous.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s