Tarde para la ira.

Yo a la Pili la llevo aquí, en la palma de la mano. Esa mujer ha hecho por mí lo que no está en los escritos. Yo a veces que lo pienso y digo: “Coño, ¿me estaré perdiendo cosas de estar con los colegas por aquí, para allí, liando la parda… ¿Sabes lo que te quiero decir? Pero luego llego a la casa de currar como un cabrón y me está esperando mi niña. Eso es lo más gtrande que hay. Eso no lo cambiaba yo por nada. Los colegas están ahí, ¿no? Son lo que son, pero, ¿la familia? La familia es sangre, Josete. Eso es así.

TARDE PARA LA IRA. 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s